Actualidad

Historias de magicliners: 9 ediciones compartiendo camino

22/02/2022

El día de la caminata cada vez está más cerca y los equipos magicliners ya están activando con un montón de propuestas para alcanzar sus retos, como cada edición. Algunos equipos no se han perdido ninguna, como es el caso del CTTI, ¡que lleva nueve años compartiendo camino con la Magic Line SJD, y anima al resto de magicliners a movilizarse por quien más lo necesita! Montse, su portavoz, ha compartido su experiencia y cómo se están organizando para alcanzar su reto solidario:

¡Habéis participado en todas las ediciones de la Magic Line! ¿Qué encontráis en la movilización para que no os perdáis ni una?

La necesidad de hacer alguna cosa para ayudar. Cuando afortunadamente tienes trabajo, un hogar y un plato en la mesa, tienes la obligación moral o el derecho social de hacer algo por los demás cuando realmente lo necesitan. Co-crear un mundo mejor es posible y no hace falta mucho esfuerzo. Solo basta con que cada uno de nosotros aporte su granito de arena. Ya lo decía Eduardo Galeano: Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo pequeñas cosas, puede cambiar el mundo.

¿Qué hacéis para alcanzar vuestro reto solidario?

Vendemos algún producto de la Magic Line: boletas para el sorteo de experiencias, pulseras... ¡También hacemos subir el marcador comprando la camiseta, y así vamos todos igual!

Además, cada año hemos vendido otros productos: hemos vendido pulseras que hace Sílvia, una madre que perdió a su hija hace un tiempo y lo que gana, lo destina al Hospital SJD. También hemos alcanzado el reto vendiendo collares y pulseras de Dona’m Ales. Este año estamos vendiendo puntos de libro, agujas de rosa y dragón para Sant Jordi y unos pendientes de flor de color lila... ¡Lo hace una amiga! Y lo distribuimos en la empresa.

¿Qué creéis que aporta una movilización como la Magic Line SJD a la sociedad?

Aparte de colaborar en mejorar la vida de quien más lo necesita, nos permite conocer un poco más los rincones que tenemos en la ciudad y que a menudo no somos conscientes de que están ahí. En mi caso, que soy de Badalona, ¡con los recorridos de la Magic Line he descubierto las colinas de Barcelona, he caminado por la carretera de les Aigües y he subido a pie al Tibidabo!

Venga, magicliners, ¡que en menos de un mes estaremos compartiendo la fiesta que es la Magic line por todos los territorios! Es hora de movilizarse para alcanzar vuestros retos. ¡Solo tenéis que echarle algo de imaginación y seguro que lo conseguís!